La «Ensalada» y sus origenes

La Ensalada, plato saludable donde los haya, e imprescindible en cualquier dieta equilibrada.  Con una historia de mas de 2500 años era ya conocida por romanos y antiguos griegos a los que debe el origen de su nombre actual, La palabra ensalada proviene del latín vulgar salata forma corta de herba salata( verduras saladas). En aquella época (la antigua Roma) las verduras eran aliñadas con aguasal, salmuera o aderezos salados de aceite y vinagre

Se sabía que la principal virtud de la ensalada era la de avivar el apetito por el uso del vinagre y también tuvo usos médicos, ya que se utilizó para curar la erisipela (enfermedad de la piel)

Desde la Antigüedad hasta el siglo XVI se tenía la costumbre de tomarla al principio de la comida, como si fuese un aperitivo. Los viajeros la tomaban en verano para paliar la sed, y en invierno para mitigar la tos.

Aunque a lo largo de los siglos han existido muchos tipos de ensalada, la base la define el siguiente refran popular: “para la ensalada el misterio de la Santísima Trinidad: aceite, vinagre y sal.” Esta fórmula popular daba a entender que la ensalada no es posible sin esos tres ingredientes; claro que no habla de la lechuga o de otros ingredientes, ya que el alma de la ensalada es su aliño.

A lo largo de la historia ha habido ensaladas muy diversas, como la italiana del siglo XVIII de hierbas silvestres y aceitunas a la que se añadían trozos de pollo hervido; la ensalada repelada, de hinojo, mastuerzo y pimpinela.

Se afirmaba que sin lechuga no hay ensalada. Pero no siempre se utilizaba la lechuga para su elaboración, también la malva y una planta crucífera llamada coclearia por tener hojas en forma de cuchara, que se importaba de Egipto

Actualmente la ensalada suele llevar de todo: carnes, pescados, verduras, queso, frutas, frutos secos, cereales, pasta, legumbres, etc. y aunque habitualmente los vegetales están crudos, también pueden añadirse asados, cocidos o fritos.

La base de muchas ensaladas suele ser una verdura de hoja verde como las muchas variedades de lechuga: romana, hoja de roble, col china, iceberg, americana, etc. o hierbas de río como canónigos, berros, rúcula, etc.

Todas las hortalizas tienen cabida, y se pueden añadir frutos secos como nueces, avellanas, piñones o almendras.

Otros ingredientes de origen animal más comunes, pueden ser: huevo duro, el queso,  el pescado en conserva, el jamón cocido o el pollo asado, a la plancha o frito.

Tambien se pueden hacer ensaladas con ingredientes farináceos como la pasta y del mismo modo  tienen cabida las frutas: (naranjas, manzana, pasas, melón, pera, piña….)

Como vemos durante el paso de los siglos, ha sido elaborada con muchos ingredientes y aliños diferentes. Y muchos de ellos aun se siguen empleando

En Restaurante la Candela hemos intentado aunar la tradición con un toque de modernidad que nos demanda el mercado,  de esta manera incluimos en nuestra carta cinco variaciones de ensaladas:

  • Ensalada de Ventresca de Bonito y Brotes Tiernos
  • Ensalada de Yemas de Esparragos Nacionales
  • Ensalada Candela con Tostones, Torreznos Maíz y Vinagreta Fresca
  • Ensalada de Queso de Cabra y Caramelizado de Cebolla y Arándanos
  • Ensalada de Pimientos Asados, Anchoas y Bonito

¿Te Atreves a Probar las Nuetras?